Demasiado tiempo…

Demasiado tiempo que no escribo. Pero es que entre unas cosas y otras no he tenido tiempo de escribir nada en condiciones aquí.

En este mes y pico que he estado sin pasarme por aquí han pasado trescientos millones de cosas. Vale, en realidad no tantas, pero han sido unas poquitas que me han tenido bastante tiempo ocupada. Por ejemplo:

– Semana Santa

– Feria de Sevilla

– Un día que nos escapamos al Salón del Manga de Jerez

– La comunión de mis hermanos (y la preparación de toooodas las cosas)

– He estado en Morón, en la Base Aérea Militar

– El acto de graduación de mi carrera (aunque todavía me falte  más de un mes para terminar)

– Y el combo de exámenes + trabajos que está siempre tan presente

Y, bueno, muchísimas cosas más, pero ahora mismo no caigo. Pero ya os habéis hecho a la idea, ¿no?

También me han pasado muchas cosas en este tiempo.

Por ejemplo, soy Community Manager de Aparte Magazine, una revista online de divulgación que os aconsejo que visitéis, por supuesto. =)

Y ahora estoy agobiada con los examenes finales de la carrera,  liada con la preinscripción del grado superior para el año que viene y estresada porque mis padres están de viaje y tengo que encargarme durante toda la semana de mis hermanos y no doy a basto.

Principalemente, el motivo de esta entrada era para decir que, hasta que se calmen un poco las cosas en mi mundo, iba a tener algo abandonado el blog. Puede que no tarde tanto como la última vez, pero al menos ahora será justificado.

Así que nos vemos a mi vuelta y espero traer noticias de que ya he terminado la carrera y de que he conseguido un trabajo para el verano.

Que os vaya muy bien el final de curso  y mucha suerte para los exámenes :)

Anuncios

Hoy jugamos a:

  • Ser crítica literaria.

Bueno, bueno, mis queridos lectores. Pues como dice el título, hoy quiero jugar a ser crítica literaria.

Voy a armarme de valor voy a hablar sobre los últimos libros que me he leído de una manera más o menos seria. Tan seria como me lo permita mi propio yo.

Antes de nada, avisaros de que aquí no encontrareis novelas súper serias ni profundas ni explicaciones a teorías ni análisis de texto ni nada de eso que se intentaba hacer en Bachillerato (o en la carrera de Filología, me imagino).

Yo soy una persona simple, dentro de lo “normal” y a mí me gustan los libros de fantasía y aventuras más que a un tonto un lápiz.

No voy a hablaros de Lorca, ni de Cervantes, ni de Unamuno, ni de “esa gente” (cosa de disgustará a una filólog- que yo me sé), pero a mí no me van esas cosas. Que los he leído, sí.  Que me gusta leerlos, sí. Pero lo siento, me pones Harry Potter por delante y ya me pierdo.

Por tanto, antes de que me vaya más del tema, voy a hablaros de los dos últimos libros que me he leído y sus respectivos autores.

Más

Cuestión de futuro

De un tiempo a esta parte hay una palabra que me asusta pero que a la vez me fascina: futuro.

El futuro… Será la edad o qué sé yo, pero cada vez me da más miedo enfrentarme a él, cada vez estoy más asustada y lo veo un poquito más negro.

Es que… es que… ¡Jo!

Marzo parece que es la época en la que todo el mundo ha decidido, por lo menos, lo que va a hacer el próximo año. Vale, casi todas las cosas que requieren matrícula y papeleo y todo eso se suelen hacer ahora. ¡Pues eso! Todo el mundo sabe ya lo que va a hacer…

Una amiga se va el curso que viene de Erasmus a Hielolandia, que era lo que quería; a otro amigo le van a dar un becón (entiéndase, beca de las tochas) para ir a trabajar a Noruega; y mi novio sabe que, pase lo que pase, él quiere seguir su camino por el mundo del dibujo.

¿Y yo qué?

¿Yo? Pues este año termino la carrera de Magisterio de Primaria (como se dice “si Dios quiere”, que más le vale que quiera…) y ¿qué quiero hacer luego? Pues muchas cosas, pero parece que no puedo hace nada.

Más

Cambio de Rutina

Pues hoy es 7 de Marzo, ya he terminado las prácticas en el colegio y ahora la cosa vuelve a cambiar.

Cambio de rutina… Again…

He pasado de:
– Tener que levantarme todos los días a las 7 a tener que levantarme a distinta hora todos los días.

– Levantarme prácticamente de noche y ver como iba saliendo poco a poco el sol a levantarme que casi parecen las 12 de la mañana con tanto sol.

– Tener que conducir durante media hora, sin contar atascos, hasta llegar al colegio, a conducir hasta la parada del autobús, pagarle 1,40€ al conductor y que me lleve él a Sevilla.

– Tener que aguantar a una pandilla de 26 niños hiperactivos por culpa del desayuno, pero aún así súper cucos, a tener que aguantar a una pandilla de buitres malhablados y despreciables en todas y cada una de las clases.

– Tener que gastar un pastón en gasolina a tener que gastar un pastón en autobuses.

– Estar toda la mañana sin poder salir del colegio y sin poder comer nada en el recreo excepto los días que me llevaba algo para comer a poder ir a comprarme o tomarme algo a cualquier sitio en el momento en el que me de hambre.

– Tener clase de 9 a 2 y luego “descanso” a tener clase de 10 a 11, luego de 3 a 5 y luego de 6 a 9…

– Desayunar rápido y tener que separarme de Cardemm durante toda la mañana a desayunar rápido y estar con él toda la mañana y la tarde :)

Y se me olvidan cosas, lo sé, pero esto se llama resumen.

Pero lo que más me gusta de este cambio de rutina es que puedo estar todo el día con Cardemm ^^

Sobre decisiones

Durante todo el transcurso de nuestra vida tenemos que tomar diferentes decisiones que nos llevarán en una dirección o en otra. 
Decisiones que van desde “¿qué ropa me voy a poner hoy para ir a clase?” hasta “¿dónde me voy este año de vacaciones?” pasando por “¿qué carrera voy a estudiar?” o “¿cómo le llamamos, Aurora o Alicia?”.

Pero siempre surgen dudas cuando tenemos que tomar una decisión, y más si se trata de una relativamente importante: “¿Y si elijo esta opción y pasa tal cosa? pero ¿y si elijo la otra y pasa esta otra cosa?”. Y seguramente todo el mundo habrá pensando alguna vez algo como: ¿qué habría pasado si no hubiese cogido el autobús aquel día? o ¿dónde estaría yo ahora si hubiese aceptado el otro trabajo?”.

Y siempre el mayor problema a la hora de tomar una decisión es pensar si estás preparado para decidir algo tan importante, o si vas a ser capaz de elegir un camino concreto sabiendo que es posible que puedas perderte algo.

Tengo miedo a no saber elegir bien o precipitarme al tomar una decisión y que luego no salga bien. Pero es que también soy muy impaciente, cuando quiero algo de verdad pero sé que ahora mismo no puedo tomar ese camino porque es demasiado precipitado o demasiado pronto y me tengo que convencer a mi misma diciendo “cuando estés preparada podrás hacerlo”. Y siempre me pregunto: ¿cuándo y cómo sabré que estoy preparada?

¿Vosotros estáis contentos con (casi) todas las decisiones que habéis tomado en vuestra vida? ¿Os arrepentís de alguna? ¿Pensáis que podéis llegar a arrepentiros de alguna decisiones que toméis o sois de los que piensan que las cosas pasan porque tienen que pasar, y punto?

¿Pensáis?

Yo sigo pensando.

¡Galletaaaaas!

De un tiempo a esta parte, me aficioné a hacer galletas de esas con trocitos de chocolate. No se cuantas veces ñas habré hecho, pero antes prácticamente hacía todos los fines de semana, pero ahora hace ya mucho tiempo que no hago, entre unas cosas y otras. Pero hoy, he vuelto a hacer galletas.

Para ser sincera, las galletas de hoy no son las que mejor me han salido, vamos, que siguen siendo las mismas galletas pero lo que falla es la forma, que las galletas antes me salían grandes e hinchadas, y las de hoy han salido muy muy finitas.

Más

Do you ever think about running away?

¿Has pensado alguna vez en largarte y dejarlo todo atrás y empezar de nuevo?

Me gusta viajar y conocer sitios nuevos o volver a disfrutar de sitios en los que ya he estado, siempre me ha gustado todo este tema, mi sueño siempre ha sido conocer mundo, tener el dinero suficiente para viajar por donde quisiera cuando quisiera, sin tener que depender de nada ni nadie.

Ahora, a mis 20 años, veo las cosas un poco diferentes, me doy cuenta que mi sueño es difícil, tener dinero suficiente para una simple escapada es difícil, además, hay preocupaciones y responsabilidades que ni se tienen ni se imaginan cuando dices que tú de mayor quieres viajar por el mundo.
Sigo queriendo viajar pero con otra finalidad. Quiero escaparme, huir de todo esto que conozco y empezar de cero en un sitio nuevo donde nadie me conoce y nadie me juzga o me mira raro. Pero no quiero irme sola. Obviamente, no me iría sola :)

Más

Last Christmas

Last Christmas, I gave you my heart
But the very next day you gave it away
This year, to save me from tears
I’ll give it to someone special

Once bitten and twice shy
I keep my distance, but you still catch my eye
Tell me baby, do you recognize me?
Well it’s been a year, it doesn’t surprise me
Happy Christmas

I wrapped it up and sent it
With a note saying ‘I love you’, I meant it
Now I know what a fool I’ve been
But if you kissed me now, I know you’d fool me again

Last Christmas, I gave you my heart
But the very next day you gave it away
This year, to save me from tears
I’ll give it to someone special

A crowded room, friends with tired eyes
I’m hiding from you, and your soul of ice
I thought you were someone to rely on
Me, I guess I was a shoulder to cry on

A friend to discover with a fire in her heart
A man under cover but you tore me apart
Now I’ve found a real love, you’ll never fool me again

Last Christmas, I gave you my heart
But the very next day you gave it away
This year, to save me from tears
I’ll give it to someone special

Más

Crónica de la crónica del viaje a Madrid de 36 horas

Pensaba escribir un buen tocho de entrada contando cada detalle de mi viaje este fin de semana a Madrid (sí, cada detalle), pero estaba revisando lo que llevaba de entrada (que aún no había terminado) y hasta yo me he dado cuenta de que era excesivamente larga.

Tengo un problema bastante serio, y es que yo soy muy descriptiva. Vale, puede que no sea un problema así a simple vista, pero os aseguro que lo mío lo es. A mí me encanta hablar, hablar y hablar y contar cosas de mi vida a la gente, aunque eso no es del todo cierto, soy muy selectiva con las personas con las que hablo sobre mí (y miradme, escribiendo en un blog cosas sobre mi vida que puede verlo quien quiera, acabo de caer en eso). El caso es que por ejemplo a mi novio se que lo agobio algunas veces, porque si le tengo que contar algo que me ha pasado en menos de 5 minutos en un momento determinado, tardo 20 en contarlo todo con pelos y señales. Me gusta dar detalles, me gusta que la gente entienda bien lo que quiero decir, pero sé que a veces me paso y mucho. Y ahora que puedo escribir en un blog pues me paso más aún.

Más

“No, you can’t”

-“Laura, tienes el blog abandonado.”

-“Laura, tienes el blog abandonado.”

-“Laura, tienes el blog abandonado.”

-“Laura…”

-Sí, lo se, que tengo el blog abandonado.

-“… no era eso, era que prometiste escribir a menudo, pero sí, que lo tienes abandonado.”

Más

Anteriores Entradas antiguas