“Todo ese café concentrado”…

…o “me pregunto cómo no he muerto después de este fin de semana“.

Nos situamos, si os parece bien…

Más

Hablemos de historias

-Señora: Ay dios mío, pues si que hace calor esta tarde.
-Tú: La verdad es que si.
-Señora: Mira que dijeron que iba a venir ya el frío…. Ay hija, pero es que una no sabe ya que ponerse cuando va a salir a la calle… Vaya como está el tiempo.
[…]

¿Esto es una historia? Bueno, puede que no. Esto puede ser una simple conversación que tienes una tarde con una señora mayor subiendo en el ascensor cuando vas a ir a casa de tu novio.
Pero, ¿no hay una historia detrás de esto? Seguramente esta señora viva sola en casa y solamente pueda hablar con alguna persona en el rato que sube o baja en el ascensor o cuando pone la tele, lo típico de “yo es que siempre dejo la novela puesta para sentir compañía”. También podría hablar con las abuelitas mayores de su barrio cuando va a hacer la compra, pero ¿y si las demás viejecitas son un poco brujas (“no dije bruja” [guiño a CCAVM]) y no se “ajuntan” con ella? Pues entonces tiene que aprovechar cada segundo que va en el ascensor para hablar al menos con una persona al día.

Ea, ahí tenéis la historia triste de la abuelita solitaria que le gusta hablar en el ascensor.

Pero hay más tipos de historias. Más

Hablemos de música

Hace poco descubrí un nuevo grupo, que si bien ya era bastante conocido sobre todo por las radios españolas (al menos una de sus canciones del primer disco) no había escuchando nunca otra canción que no fuese con la que nos torturaban las radios.

El nombre del grupo me apareció un día navegando por internet y decidí en ese momento echar mano de nuestro amigo y vecino el señor Spotify para ver si había algo decente en el resto de su discografía.

El grupo es OneRepublic, y entonces a todos se os vendrá a la cabeza su famoso “It’s too late to apologize, It’s too lateeeee” mientras un gran negro (lo digo por su voluminosidad) llamado Timbarland gritaba de fondo un “eh eh” y en el videoclip le pegaba porrazos a las paredes cual animal encerrado en una jaula (y, sinceramente, ahí deberían haberlo dejado). Esa canción tan…tan… Oh dios mío, que sobraba Timbarland, que no se que le dio esa época a todos los artistas por tener canciones con Timbarland si lo único que hace en las canciones es pegar voces, pero bueno, se ve que si quieres que tu canción ya tan asquerosamente comercial tenga algo más de éxito, siendo más comercial aún, tendrás que pedirle a Timbarland que te pase uno de sus discos con su voz pre-grabada.

Más

El intento de pizza super chachi que se quedó en eso.

Anoche, al llegar de clase me puse con mis quehaceres estudiantiles, tenía que leerme una ley de Educación del año 2002 que hablaba sobre todo de las grandes deficiencias de la educación de esa época y de todas las cosas que querían hacer para arreglar esa situación (ojo, daban las metas, no los procedimientos, dicen lo que quieren conseguir, luego tú te buscas la vida para llegar a eso).

Total, que estando ocupada delante del ordenador, intentando que se me fuera la mano lo menos posible hacia el ratón y este hacia otra pestañita de Safari, empezó a subir desde la cocina un olorcito que normalmente suele haber los fines de semana. Mi madre había encendido el horno para preparar pizza para mis hermanos. Como no, la única pizza ya hecha (me refiero a las famosas del Mercadona que se meten en el horno o en el microondas y ríase usted de Telepizza bien a gusto) era para los peques, así que decido que ya es hora de hacer una de mis famosas pizzas, elaboradas por mí, que suelo hacerlas los fines de semana cuando ceno con Cardemm porque, aunque la base sea más pequeña que las otras, acaba llenando el doble, pero anoche quería pizza porque mi estómago me lo suplicaba y punto.

Más

Hola, mundo

Otra que se apunta a la moda de los blogs. Pensaba quedarme en las sombras y si acaso ser colaboradora del blog de Cardemm, pero he decidido que quiero mi propio blog, para no enturbiar el magnífico y gran blog de Cardemm, el cuál según su autor, será todo un referente en la cultura de los interneses.

Mi blog irá de desvarios varios de los míos, posts sobre música, mis creaciones culinarias, películas… vamos, de las cosas sobre las que tenga un poquito de idea que, como ya veréis, no son muchas, pero algo se intentará.

Como introdución y presentación creo que no está nada mal. Así que me despido hasta mi próximo post con nuevas noticias.

Welcome to my universe